La leyenda de la Virgen de la Soledad de Viñeros


virgen1

 

Nos cuenta la leyenda que un padre Mercedario, nacido en Málaga entre 1654 y 1656, Fray Miguel del Pozo, conocido devoto de la imagen de Jesús de Viñeros, tras ingresar en la Orden de la Merced y en el Convento de nuestra ciudad, fue la primera persona que cuidó del brazo de la Imagen de Jesús de Viñeros.

Su ocupación principal era la de arreglar y vigilar el decoro y exorno de las capillas e imágenes en la Merced cuando una tarde, tras la oración y con la puerta del templo ya cerrada a los fieles, oyó una voz suave que le decía:

– “Dame culto”.

Creyó ser víctima de una alucinación. Al día siguiente y a la misma hora volvió a escuchar la misma voz que le repetía las mismas palabras. Así día tras día. Un día se volvió hacía el lugar de donde provenía la voz fijando su mirada en la imagen de una pequeña Soledad que se encontraba en un lugar recóndito en una hornacina. Inmediatamente la situó a los pies de Jesús de Viñeros en la capilla que más culto recibía en la Iglesia de la Merced.

Fray Miguel del Pozo predijo su muerte para el mismo mes, día y hora en que ocurrió: por documento notarial que se entregó para su proceso de beatificación se indicaba que falleció a las 23:45 horas del día 15 de diciembre de1713.

Su cuerpo fue enterrado en la bóveda que él mismo mandó construir en la propia capilla de Jesús de Viñeros, estando constatado que la primera capilla, camarín y bóveda para enterramientos que tuvo la Hermandad de Viñeros, se debieron a la iniciativa de este piadoso Siervo de Dios.

Tras varios años enterrado bajo el Cristo de Viñeros, unas reformas obligaron a sacar el féretro de su sitio. En el momento que la caja que con el cuerpo de Fray Miguel del Pozo es sacada de la sepultura, en presencia de varios Hermanos de Viñeros y monjes de la Comunidad, la Iglesia de la Merced se impregnó de un perfume suavísimo.

La noticia corrió como un reguero de pólvora por Málaga. Para dejar memoria y constancia exacta del hecho los Viñeros requirieron la presencia de un notario que hizo relación precisa de cada uno de los elementos que constituyeron el citado portento y que, igualmente, se entregó para su proceso de beatificación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jueves Santo, Leyendas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La leyenda de la Virgen de la Soledad de Viñeros

  1. anonima dijo:

    mo deben poner estas cosas en internet

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s